Variedad de cuarzo de color violeta, su nombre proviene del griego, significa:
"no embriagado", por la suposición de que la gema preservaba de la embriaguez
a su portador.
Se encuentra principalmente en Sri -Lanka, Brasil, Uruguay, Argentina, España, Alemania,
Sudáfrica, Madagascar, Rusia y Estados Unidos.

La amatista era muy preciada por los aztecas, los egipcios la dedicaron a Toth, el dios lunar y los griegos a Mercurio, mensajero divino. La tradición hebrea la incluye en el pectoral del sumo sacerdote Aarón y es mencionada en la Biblia.

Es muy singular la leyenda con la cual Aristóteles  explica el origen de la virtud antialcohólica de la piedra.
Ametis, era una ninfa bellísima, un día durante una orgía suscitó el deseo de Dionisos.
Alcanzada por él, mientras el Dios estaba a punto de poseerla rogó a Artemisa que la salvara.
La diosa escuchó su plegaria y el perseguidor al pretender sujetarla encontró en sus manos una joya.
Lleno de remordimiento por lo que había hecho, Dionisios quiso dar a la piedra el color purpúreo del vino y estableció por amor y en recuerdo de Ametis, que la violácea piedra evitara desde entonces los insanos efectos del alcohol y mantuviera la castidad.
Precisamente debido a esta leyenda, el uso de esta gema se extendió en poco tiempo.

En la Edad Media, y siempre por su legendaria pureza, se empezaron a fabricar rosarios, incluso eran muy buscados por los monjes budistas porque según la tradición eran aptos para  frenar las pasiones.
La tradición cristiana señala que esta piedra era la que adornaba el anillo de compromiso ofrecido por José a María.  Esto la hizo símbolo de castidad y de humildad, de prudencia y sinceridad, serenidad y modestia.
Precisamente como símbolo de la modestia que debía caracterizar a todo ministro de la iglesia, fue adoptada como símbolo de los obispos que la llevan hasta hoy en día en sus anillos.
De todas formas, la tradición la cataloga como un talismán y es válida para los enamorados ( San Valentín siempre llevaba una) y para los hombres de negocios.

Se dice que ahuyenta los malos pensamientos, vence el miedo, mejora la inteligencia, da valor y atrae al amor. En el antiguo Egipto las mujeres la llevaban para conservar la fidelidad de sus amantes.

Los más recientes estudios sobre cromoterapia han demostrado que la luz violeta tiene un efecto tranquilizante.
Página de inicio joyas de oro Argentina
Home  ORO18 MiniShop Argentina: Lavalle 835 Paseo Lavalle Ciudad Autónoma de Buenos Aires CP:1047 Argentina
Estamos para asesorarte... Sara
Gane dinero con una entrada extra! revenda joyas de oro en su trabajo o  amistades... averigue
www.oro18kilates.com

Joyas de oro para gente jóven en Argentina y el mundo
www.gold18k.com

Cool Jewels for young people
Wedding bands & reseller plans
Joyas de oro Argentina: Amatista
Empresa afiliada